Minjus Fondo

Dirección de Asuntos Interconfesionales


»Funciones»Registro Nacional»Normatividad
»Registro de confesiones»Formatos»Contáctenos

———————————————————————————————————————————————————————————————–

¿Quiénes somos?

La Dirección de Asuntos Interconfesionales es una unidad orgánica de la Dirección General de Justicia y Cultos, dependiente, a su vez del Despacho Viceministerial de Justicia.

¿Qué hacemos?

La Dirección de Asuntos Interconfesionales reconoce la calidad de Entidad Religiosa de aquellas que soliciten su inscripción en el Registro de Entidades Religiosas, así como facilita las relaciones entre estas y el Estado.  Adicionalmente, atiende las peticiones y denuncias relacionadas con el ejercicio de la libertad religiosa.

¿Dónde estamos?

Nos encontramos en el módulo 3 de la sede principal del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos sito en Scipión Llona 350, Miraflores.

¿Cómo puedes contactarnos?

Llamando a los teléfonos 204-8020 anexo 1101.

Personalmente en el horario de 08:30 a.m. a 06:00 p.m.

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Qué es el Registro de Entidades Religiosas?

El Registro de Entidades Religiosas tiene como finalidad inscribir a las entidades religiosas.La inscripción en dicho Registro es voluntario.

Cumplidos los requisitos señalados en la Ley N° 29635 y el reglamento, se emite el Certificado de inscripción que otorga la calidad de Entidad Religiosa.

¿Qué normas amparan beneficios a favor de las entidades religiosas?

Las normas que amparan beneficios a las entidades religiosas son:

  1. Ley N° 28905, Ley de facilitación del despacho de mercancías donadas provenientes del exterior;
  2.  Decreto Legislativo N° 821, Ley del Impuesto General a las Ventas e Impuesto Selectivo al Consumo;
  3.  Decreto Legislativo N° 776, Ley de Tributación Municipal;
  4.  Decreto Legislativo N° 774, Ley del Impuesto a la Renta;
  5.  Decreto Supremo N° 179-2004-EF, que aprueba el Texto Único Ordenado de la Ley del Impuesto a la Renta;
  6.  Demás disposiciones tributarias referidas a las entidades religiosas, vigentes.

La historia del Perú nos habla de un interés permanente del Estado frente al tema de lo religioso, por la trascendencia que ha tenido y tiene para la comunidad nacional.

En este contexto, y de acuerdo con las modificaciones que en esta materia se han dado en todo el orbe, haciendo asequible el ejercicio público y privado de las creencias religiosas, en forma individual o asociada, se hizo necesario que el Estado considerase implementar en su estructura, una Dirección que pudiera encargarse a nivel administrativo de las relaciones que pudiera existir entre el mismo y las diversas Confesiones distintas a la Católica, toda vez que respecto de esta última, ya preexistía una dependencia en el Sector Justicia.

Así, mediante Decreto Supremo N° 026-2002-JUS, de fecha 25 de Julio de 2002, se incorpora a la estructura orgánica del Ministerio de Justicia, en el ámbito de la Dirección Nacional de Justicia, una Dirección de Asuntos Interconfesionales, la misma que tiene como fin principal la tarea administrativa de «coordinar y promover las relaciones del Poder Ejecutivo con otras Confesiones, distintas a la Católica, cuando así lo establezca el Estado, en el marco del fortalecimiento de la libertad religiosa», concordante con los preceptos normativos que en esta materia están descritos en la Constitución Política del Perú y las normas supranacionales de las que el Perú es signatario.