Minjus Fondo

MINJUSDH restituye restos de dos víctimas del periodo de violencia

En Huamanga, madre e hija fueron despedidas por familiares después de 35 años.

El Ministerio de Justicia y Derechos Humanos (MINJUSDH) continúa avanzando en la búsqueda humanitaria de las personas desaparecidas durante el periodo de violencia 1980-2000. Esta vez, se entregaron los restos humanos de Bernardina Llacctahuamán y su hija Felícitas Huarancca, quienes fallecieron hace 35 años en un evento ocurrido en San Juan de Culluhuancca (Ayacucho).

La Dirección General de Búsqueda de Personas Desaparecidas (DGBPD) emprendió la búsqueda humanitaria en 2018, logrando identificar los sitios de entierro de madre e hija. Entonces, se procedió a realizar la recuperación de los restos humanos en una intervención conjunta con el Ministerio Público y su Equipo Forense Especializado (EFE),

Tras confirmar las identidades, a través de análisis de laboratorio, la DGBPD puso en marcha las acciones necesarias para la ceremonia de restitución y entierro digno de las víctimas, la cual se realizó en hogar de uno de los hijos de Bernardina, en el centro poblado San Juan de Culluhuancca, con la presencia de familiares, autoridades distritales, comunales y pobladores.

La DGBPD brindó el acompañamiento psicosocial a los familiares durante todo el proceso a fin de asegurar su salud emocional. Además, el apoyo material y logístico fue una suma de esfuerzos interinstitucionales, siendo la DGBPD la encargada de coordinarlo, así como del traslado y compra de los osarios. Por su parte, el Comité Internacional de la Cruz Roja apoyó con los nichos, la Municipalidad Distrital de Vinchos donó materiales y la comunidad donó el espacio en el cementerio en donde hoy reposan los restos de Bernardina y Felícitas.

“Ahora me siento feliz porque enterraré por fin a mi mamá y a mi hermana. Agradezco a la Dirección General de Búsqueda de Personas Desaparecidas, quienes desde que me contactaron el año pasado, estuvieron pie a pie conmigo, informándome y acompañándome. Me reencuentro después de 35 años. Ahora sí me despido de ellas”, mencionó una de las hijas de Bernardina durante la ceremonia de entrega de los restos.

La búsqueda humanitaria de las personas desaparecidas durante el periodo de violencia 1980-2000 sigue brindando respuestas. La semana anterior se restituyeron los cuerpos de 4 personas, también en Ayacucho. Además, en Junín y Huánuco continúa impulsándose la búsqueda humanitaria a través de la instalación de mesas técnicas y talleres informativos dirigidos a autoridades y pobladores.